Limpieza del lagrimal
20 diciembre, 2012
Destete del Bichón Maltés
20 diciembre, 2012

Los Dres. Foster & Smith Inc.

Traducido por Tatiana Bazhal

El periodo de cachorro es un momento de rápido crecimiento y desarrollo. Los cachorros requieren diferentes niveles de nutrientes que los perros adultos. Debido a sus necesidades nutricionales especiales, su perrito sólo debe recibir alimentos cachorro durante el primer año. La mayoría de los fabricantes de alimentos para perros ofrecen una fórmula especial para cachorros y, a veces, también para los cachorros de razas grandes, para los que la proteína, calcio y fósforo, pueden ser más necesarios.

La alimentación de los primeros días

Durante los primeros días, cuando el cachorro ya está con usted en su nuevo hogar, es mejor seguir alimentándolo con el mismo tipo y marca de comida para perros, incluso utilizar el mismo horario de alimentación del cachorro que él tenia antes de llegar a usted. Después se puede empezar lentamente a cambiarle la comida que usted ha elegido basándose sobre la información que recibió del criador y del veterinario. Una mascota necesita un cambio lento a un nuevo alimento para evitar las molestias intestinales. Por “poco a poco” nos referimos a un periodo de 7-10 días que se cuentan desde la alimentación del cachorro con la comida anterior (100% de la comida anterior) al 100% de los nuevos alimentos. Por ejemplo, haga una mezcla durante varios días que contenga un 25% de los alimentos nuevos y el 75% de los alimentos habituales correspondientes al edad del cachorro. Luego haga la mezcla 50%-50% durante varios días y después la mezcla sería de un 75% de los alimentos nuevos y de un 25% de los antiguos también durante varios días. Pasando un periodo de tiempo usted puede comenzar a introducir alimentos nuevos al 100%. Si en algún momento su cachorro empieza a vomitar, tiene heces muy sueltas o aparece estreñimiento, habrá que disminuir la velocidad del cambio del pienso.

Tipo de alimentos

Hay tres formas distintas de los alimentos de perro: croquetas secas, comida semi-húmeda (paquetes sellados) y húmeda (enlatados). La mayoría de los entrenadores/formadores de perros y los veterinarios recomiendan los alimentos secos (el pienso). Rara vez recomendamos la lata o alimentos semi-húmedos. Los alimentos enlatados son más altos en grasa y contienen generalmente de un 80% a 83% de agua. Eso hace que sean muy caros porque el alimento real se queda después de exprimir mas 4 / 5 de la lata. Los alimentos semi-húmedos contienen alrededor de 55% de agua y se usa la sal o el azúcar para su conservación. Una vez más, usted está pagando demasiado por el agua y los cachorros no necesitan la sal y el azúcar. Los alimentos secos contienen sólo un 9% a 11% de agua y se hacen de los mismos ingredientes que los otros tipos. Son más económicos, más fáciles de usar, y, en nuestra opinión, mejores para su perro.
Probablemente, la ventaja más importante de la utilización de alimentos secos es que la acción abrasiva al comerlos es buena para los dientes del perro y las encías. Perro que constantemente come cualquier de los alimentos que no sea el pienso seco por lo general tienen más problemas dentales que van desde el sarro y la acumulación de la placa hasta los abscesos, pérdida de dientes y la enfermedad de las encías. Cualquier de estas enfermedades es también la causa de mal aliento. Además, el alimento seco es fácil de almacenar, menos costoso que otras alternativas, más completo, apetitoso y tiene menos olor.
Con la comida para perros, usted consigue lo que paga. Las marcas económicas son baratas y están hechas de los ingredientes más baratos. Como tal, sus valores de energía son menores, y lo que es más importante es que a menudo utilizan las proteínas más pobres, con menor digestibilidad, lo que significa que mucha de la comida no se digiere y no se absorbe. Las marcas Premium, que incluyen los clasificados como Super Premium y el Perfomance, utilizan ingredientes de mayor calidad a partir de las fuentes con valores biológicos más elevados. Los ingredientes de mejor calidad significan una mejor digestibilidad, menos deshechos y en todos modos su cachorro tampoco no necesita comer tanto. Las marcas regulares, como usted puede adivinar, están situadas en el medio.
Recuerde que la parte posterior de la bolsa de comida para perros no cuenta la historia completa, como por ejemplo el porcentaje de la digestibilidad, es decir, la cantidad de la comida que el cuerpo de su cachorro en realidad va a usar. Hable con su veterinario acerca de la mejor comida para su perro.

Sobras es un no-no

Lo único que no nos gusta más que los alimentos para perros enlatados o pre-humedecidos es lo que llamamos las sobras de la mesa. Le recomendamos que nunca de las sobras de su mesa al cachorro porque si una vez que lo hace, nunca se detendrá. La mayoría de los nutricionistas creen que los perros que están alimentados con una comida seca para perros de buena calidad están nutricionalmente mejor que sus propietarios. Esto se ha demostrado en muchos estudios. Sobras son generalmente más altos en calorías y sin duda no es la comida equilibrada. Tampoco son enriquecidos con vitaminas y minerales los que nuestras mascotas necesitan.
A los cachorros no se debe dar las sobras de la mesa, porque su tracto digestivo no está completamente desarrollado y las sobras pueden causar diarrea u otros problemas gastrointestinales. Las sobras de nuestra mesa llenan, pero no proporcionan los nutrientes que necesita su cuerpo en el periodo de crecimiento rápido. Alimentándolos con las sobras o con la comida humana les enseña el mal hábito de la mendicidad y su educación puede ser más difícil para usted.

La leche de vaca puede causar problemas de:

La leche de vaca tiene la lactosa y el azúcar. Los perros no tienen la enzima lactasa que es necesaria para digerir la leche. Es por eso que a menudo se desarrollan diarreas o tienen las heces más blandas cuando se alimentan de leche. La mayoría de los seres humanos producen esta enzima digestiva, excepto aquellos que sufren de intolerancia a la leche. Los perros no necesitan la leche fresca de vaca.


El horario de alimentación

El horario de alimentación del cachorro será algo adaptado al horario personal de usted. No aconsejamos dejar comida para el perro para que él pueda comer cuando quiera. Usted tiene que estar presente cuando se alimenta su cachorro porque así controla lo que él come. Esto se logra mejor cuando alimenta al cachorro en tiempos determinados y en un horario específico. Cachorros de menos de seis meses de edad deben ser alimentados tres veces al día, después de cumplir los 6 meses pueden ser alimentados dos veces al día.
Si el cachorro se alimenta en un horario establecido, entonces también irá al baño en un horario establecido eso hace más fácil y más rápido el entrenamiento del cachorro para estar en casa.
Todos que conviven con el cachorro tienen que tener un hábito de dar al cachorro un poco de tranquilidad después de la comida. No deje que los niños le molesten y jueguen con él durante una hora, una hora y media después de comer. Esto puede conducir a algunos dolores de estómago que a veces pueden ser muy graves. Y después de este tiempo, el cachorro probablemente necesitará evacuar.

Cantidad de la alimentación

La cantidad de alimento en cada comida nunca debe ser dictada solo por lo que está escrito en la parte posterior de la bolsa de alimentos para cachorros. Está bien como el punto de partida, pero por nuestra experiencia, muchos cachorros necesitan menos de lo que está escrito en la bolsa, y algunos incluso pueden necesitar más. Ajuste la cantidad de alimento para mantener a su cachorro en un peso óptimo. Su veterinario puede ayudarle a determinar la cantidad adecuada para él. Recuerde tener agua disponible con o inmediatamente después de la comida.
Una de las quejas comunes que los veterinarios escuchan de los dueños de perros, especialmente aquellos que tienen los animales de menos de 18 meses de edad, es que nunca comen lo suficiente. Los dueños ven que el perro no alcanza su peso o no crece tan rápido como ellos creen que debería. Estos propietarios sienten la tentación de alguna manera alentar a sus animales a comer más. No lo hagas. Las tasas de crecimiento y los apetitos de los animales jóvenes son principalmente determinados por su genética y lo importante que sean alimentados con un alimento de buena calidad. No trate de hacer que su perro crezca más rápido de lo que debe. Esto sólo causará problemas. El crecimiento artificialmente acelerado conduce a trastornos óseos y articulares. A los cachorros hay que darles de comer las cantidades que quieren y las que dicta la necesidad de su cuerpo.

Golosinas

Trata que las golosinas nunca representen más del 10% de la ingesta calórica de su perrito (que no es mucho en las razas pequeñas). La comida de su cachorro es su única fuente para la nutrición que necesita, así que no “llene” a su cachorro con dulces antes de comer.
El alimento duro hace que mastiquen y eso mantiene a su cachorro entretenido y mejora su salud dental mediante el ejercicio de las encías y el raspado de los dientes. También satisface la necesidad de su cachorro en masticar y morder.
Las golosinas pueden ser utilizadas durante el entrenamiento para recompensar la buena conducta, pero tenga cuidado de no exagerar.

Agua

Puede parecer que los cachorros beben grandes cantidades de agua. Ellos necesitan agua y no pueden ser privados de ella. Un perro o un gato puede perder casi toda su grasa corporal y la mitad de su masa de proteínas (músculo) y sobrevivir. Sin embargo, si este mismo animal pierde el 15% de su agua del cuerpo, va a morir. El agua es el nutriente más importante de todos.
Para perros de cualquier edad que se alimentan de comida seca, el agua será necesaria para rehidratar en el estómago este alimento para su posterior digestión. Los cachorros también necesitan más agua por kilogramo que los adultos porque están creciendo. El crecimiento es consecuencia del metabolismo muy activo al nivel celular. Este proceso produce muchos residuos y subproductos que se excretan en la sangre. Se requiere mucha agua para depurar el organismo e eliminar todo lo que sobra a través de los riñones. Está bien programar el momento en que su cachorro tiene que beber, pero diariamente usted debe permitir al cachorro el consumo del agua que quiere y necesita.
El agua de su cachorro siempre tiene que estar fresca y limpia. Es muy importante. Los agentes infecciosos y enfermedades como la leptospirosis, giardia, E. coli, cryptosporidium, pueden ser transmitidos a través de fuentes de agua contaminada. La provisión de agua fresca y limpia reduce mucho el riesgo de contagio y por lo tanto mantiene su mascota feliz y saludable.

 Esta traducción no tiene fines comerciales, sino meramente divulgativos del trabajo de Foster&Smith, Inc.