Kennel Santitisi

 

 

 

Suena el teléfono. Al otro lado una voz impersonal pero con tono decidido. Tras escasos minutos en los que me consulta si dispongo de cachorritos, me pregunta:
¿Podría ver las instalaciones de su criadero?

 

Sala de Nacimientos

 


¿”Instalaciones”? … la pregunta me asombra.

Puedo enseñarle mi sala de estar, mi cocina, mi habitación, incluso el baño… ¿A eso se refiere con “instalaciones”?

 
¡Nooo!.. –me responde con el mismo tono impersonal- … yo me refiero al lugar donde usted tiene los perros y los cría. ¿Porque usted es una criadora, no…? Entonces en algún lugar tendrá los perros,  los criará y tendrá los cachorros.


Guardería

 


Mire usted, tal vez no haya comprendido bien lo que intento explicar en la web. Quiero que entienda que en mi caso “los perros”, no son “los perros”, son “mis perros”. La felicidad de mis perros es mi propia felicidad, la libertad de mis perros es mi propia libertad, y por lo tanto, las instalaciones de mis perros son mis propias instalaciones.


Usted sabe –continuo explicándole- que las casas se organizan para la cómoda convivencia de las familias. En este caso, mi casa se ha organizado para la cómoda convivencia con mis perros y sus cachorros.
La casa dispone de una estructura de diseño pensada para la convivencia cotidiana con mis perros y para facilitar su crianza. Esto hace de mi hogar algo ligeramente diferente de lo que pueda ser su casa, porque usted cría niños, y yo crío perros. En todo caso, lo mismo que cualquier hogar que sea digno de serlo, es un lugar de vida y relación con su estética particular, no unas “instalaciones”.


La voz al otro lado del  teléfono cambió su tono impersonal por uno dubitativo, y no encontraba palabras con las que responderme.

 

Otros espacios



Con este propósito nace esta sección en la web de Santitisi.  Propósito de mostrar  y demostrar que si una persona dedica su vida a ello, y posee unos pocos ejemplares, es posible la completa integración entre la crianza de canes en el hogar y la vida doméstica.
Santitisi no tiene “instalaciones”, como tampoco tiene jaulas ni casetas prefabricadas en un jardín donde ubicar sus perros.

 

 

Mis sinceros agradecimientos a la diseñadora de interiores y moda Tatiana Bazhal que ha hecho posible la realización de este conjunto estético en Santitisi. Gracias a su ingenio, su atrevimiento y su elevado gusto estético ha sido alcanzable mi sueño. Sobre todo gracias, querida amiga,  por esta gran amistad que me brindas.