Tratamiento de Hidratación del Manto del maltés a través del SPA

El significado de la palabra SPA no es otro que “salud a través del agua”.

En la terapia humana se entiende por SPA unos centros de salud y ocio en donde se utilizan tratamientos con agua (piscinas, jacuzzis, chorros, saunas…). También se entiende por SPA una piscina con diferentes boquillas de hidromasaje.

La hidroterapia (la palabra “hidroterapia” procede del griego y significa “tratamiento mediante el agua”)) forma parte de uno de los más antiguos métodos curativos que ha tenido la humanidad. Por ejemplo la práctica de los baños curativos (tanto en forma de baños completos o hidroterapias parciales) era habitual en la antigua Grecia. Los médicos egipcios otorgaban, también, un gran valor preventivo a la aplicación de las terapias a través del agua. Igualmente la cultura helénica consideró el elemento agua como uno de los métodos terapéuticos importantes para la armonía de las funciones corporales.

El agua, elemento natural y sencillo, tiene una importancia preventiva y medicinal efectiva. La hidroterapia se lleva a cabo mediante la aplicación externa del agua. El agua es una gran conductora del calor, por ello la aplicación de calor húmedo sobre un cuerpo puede producir un efecto más intenso que la aplicación de calor seco. Si este estímulo térmico lo combinamos con un estímulo mecánico (como es un masaje subacuático como el SPA) y con preparados cosméticos o medicinales (esencias, extractos de plantas, arcillas) tenemos un triple efecto.

En esta ocasión, y como ejemplo concreto de aplicación de la hidroterapia en animales, vamos a utilizarla a través del masaje subacuático del SPA, reforzada con preparados cosméticos naturales, para devolver la hidratación, nutrición y belleza al manto de nuestro maltés.

“Nada hay más blando que el agua, pero el agua acaba por vencer las rocas más duras”

Lao-Tsé

Vamos a presentar un Tratamiento intenso de Hidratación del manto de un maltés.

El tratamiento que vamos a exponer de Hidratación del manto es un ejemplo concreto de los múltiples tratamientos preventivos y curativos que son posibles a través de la Hidroterapia y en concreto del SPA. La técnica de SPA se extiende, no sólo a la belleza sino también a la salud. Puede ser utilizada como un apoyo natural, y no por ello menos efectivo, de tratamientos veterinarios ante problemas de piel o, incluso, lesiones. Utilizando en cada caso, como refuerzo, extractos y componentes cosméticos apropiados que únicamente el profesional puede indicar.

Es importante llevar a cabo este tratamiento con productos de Cosmética Natural. Ello significa que todos sus componentes han de ser a base de extractos naturales, plantas, arcillas, esencias…

A continuación vamos a desarrollar por fases el trabajo técnico llevado a cabo. Igualmente vamos a nombrar cada uno de los productos cosméticos utilizados (todos ellos de la marca Jv. San Bernard) en dicho baño de Hidratación.

Preparamos primeramente el baño de hidratación a base de tres productos cosméticos:

  • Equilibrador PH Balance. La función de este bálsamo, a través de sus aceites naturales y vitaminas, es recuperar la capa protectora natural de la piel y el pelo.
  • Pek, con una composición a base de colágeno y proteínas, que busca dar al manto una particular elasticidad y suavidad.
  • Aceite de Vison puro que nos proporciona brillo y potencia el color natural del manto.

Con estos tres productos (sin añadir agua) y en las proporciones indicadas, elaboramos una mezcla de manera que nos quede una única crema.
Cepillamos, de la misma manera que lo preparamos para el baño, el manto de nuestro maltes. Una vez desenredado y correctamente cepillado procedemos a la aplicación de la crema hidratante previamente preparada.

Procedemos, para la correcta aplicación de la crema, capa por capa de manera que nuestro manto quede cubierto por el baño hidratante.No es necesario un gasto excesivo de crema sino que la crema aplicada cubra bien el manto. Para ello nuestra aplicación puede complementarse con un ligero masaje, a modo de caricia vertical del manto, por capas con nuestras manos. Este masaje ayuda a una mayor y más rapida absorción del baño hidratante.

Una vez cubierto nuestro manto (si fuera un maltés de abundante cantidad y longitud de manto podemos proceder por fases) procedemos a “envolver” nuestro can con un plástico apropiado (y preparado previamente) para este uso a modo como se ilustra en la foto.
Este envoltorio retiene el propio calor de nuestro perro favoreciendo y amplificando la absorción de la crema aplicada.
Mantenemos a nuestro maltés, 10 minutos aproximados, abrigado con el envoltorio.

Una vez pasado este tiempo liberamos al can del plástico y procedemos a introducirlo en el SPA. El agua tiene que estar a la temperatura correcta para un baño completo sabiendo que vamos a tener a nuestro perro unos minutros introducido en el agua. Puede ser necesario, en este tiempo, añadir más volumen de agua caliente para asegurarnos su temperatura. Tendremos en todo momento la prudencia de que nuestro maltés no se enfríe (pero tampoco se escalde).

El agua de la bañera la hemos alimentado con:

Unas gotas de loción de Vitamina H que, rica en sustancias nutritivas, cumple la función de regenerar el manto desvitalizado. Podemos también añadir al agua de la bañera unas gotitas de pigmentos naturales (cinco o seis gotas) apropiados para mantos de color blanco. Todo ello es necesario que esté preparado antes de introducir nuestro maltés.
Hemos de tener en cuenta que, si hemos añadido al agua pigmentos potenciadores del color blanco, no tener más de cinco minutos al nuestro can en el agua dado que corremos el alto riesgo de que le imprima coloración azulada.

Introducido nuestro can en el agua alimentada de la bañera procedemos a encender el SPA para que las micro burbujas de la plancha den al maltés un gratificante masaje subacuático.

Este masaje, unido al calor del agua, va haciendo que el baño hidratante aplicado previamente penetre más y más intensamente. Para finalizar el baño de hidromasaje y antes de sacar al can de la bañera (teniendo en cuenta de que si aplicamos al agua pigmentos potenciadores del color blanco el baño completo no ha de ser más de cinco minutos) aplicamos dos minutos de ozono al agua.

La función del ozono en el agua es la de reforzar el poder de penetración de la base hidratante en el agua.

Una vez completada la fase del masaje subacuático y ozono del SPA sacaremos a nuestro maltés de la bañera y procederemos de inmediato a su baño de limpieza semanal.

El baño, en este caso, se llevará a cabo con los productos complementarios al trabajo previamente realizado.
Es aconsejable la utilización del champú de Musgo Blanco. Se utiliza dicho champú por su efecto antiestático que ensalza la belleza del manto del maltés.
Igualmente es aconsejable la utilización del acondicionador de Musgo Blanco por su gran poder restructurante.